Las bajadas de temperaturas típicas del invierno conllevan, irremediablemente, problemas en nuestra piel.

El cutis se reseca y se vuelve más tirante y sensible, ¿te suena?

Si con la llegada del invierno notas tu piel más seca, no te pierdas estos tips de belleza para el cuidado de la piel en esta estación.

Tanto el frío exterior como el uso de la calefacción en lugares cerrados suponen una mayor deshidratación de nuestra piel, haciéndola más sensible a agentes externos como el sol o la contaminación.

Estos son los motivos por los que sentimos nuestra piel más tirante durante los meses de frío, pudiendo aparecer, incluso, pequeñas heridas u otras afecciones cutáneas.

Para evitarlo, proteger nuestra piel en invierno con una hidratación específica es imprescindible.

El rostro es una de las zonas que más sufre por el frío, ya que, aunque el resto del cuerpo lo cubrimos con prendas de ropa, la cara queda al descubierto.

Para evitar tener esta zona deshidratada, los cuidados deben aplicarse tanto por la mañana como por la noche.

Por la mañana, limpia bien tu piel antes de maquillarte y protégela con crema hidratante específica según tu tipo de piel.

Es imprescindible para evitar la tirantez, pero debemos elegir una que mantenga la hidratación durante todo el día, las mas aconsejables son las que conllevan ácido hialurónico con diferentes pesos moleculares, esto hará que se mantenga la hidratación durante todo el día.

Por la noche, recuerda aplicar una crema de noche y, sobre todo, presta especial atención al contorno de ojos ya que esta zona se reseca especialmente.

Además de estos cuidados cosméticos, procura beber abundante agua y mantener una dieta equilibrada en base a alimentos ricos en líquidos.

Con todos estos consejos notaras tu piel más hidratada, menos tirante y enrojecida.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.